Citas a los 40 mira

La semana pasada descubrimos la historia de Silvia, de 42 años, que se ilusionó de un chico que desapareció de repente y del que tuvo noticias tres meses después cuando, para su sorpresa, le encontró Hoy traemos el relato de Iker: Me llamo Iker y tengo cincuenta años, recaí en Tinder para probar suerte y ver si conseguía ligar, ya que había vuelto a la soltería tras una larga relación. En realidad, si de alguien quiero reírme es de mí mismo. Sobre esta aplicación me gustaría tratar tres aspectos diferentes: la adicción que provoca, su uso en el extranjero y un pequeño experimento que he hecho. Una de los problemas que puede generar esta app, o por lo menos las diez primeras veces que te la instalas, es la adicción. Hay un momento en el que puedes mirar si el 'match' en caso de que con suerte tengas alguno te ha escrito o si hay alguien nuevo interesante a cualquier hora de la madrugada o del día. Es posible que cuando estén viendo vuestras fotos y leyendo la cita que tanto os inspira, en realidad no estén en un lugar idílico sino en el mismísimo retrete. Pero algunos son insistentes hasta dar miedo. Lo cual no deja de sorprender.

BBC News Mundo Navegación

Entérate lo que dicen los expertos. En otras palabras muchos estudios han amante unir el hecho de que las personas que quieren un touch after that go tiene una necesidad insatisfecha, disminución autoestima, depresión e incluso narcisismo. A diario vemos mujeres desnudas, hombres demostrando su hombría y toda forma de representación del sexo en la reclamo, los medios de comunicación, las redes sociales, etc. Robert Weiss, experto en amor en la era digital y escritor en el portal psycologhytoday. Los investigadores dividieron a los individuos en dos categorías: autónomos y no autónomos. Los no autónomos incluyen factores externos como estar borracho, venganza, despecho, entre otros.

‘¿Te quieres acostar conmigo?’: Así de cruda está la cosa 40 años después del famoso experimento

Esa fue la pregunta que un grupo de estudiantes, varones y mujeres, le hicieron a extraños del sexo opuesto, como parte de un experimento lleno en el campus de la Facultad Estatal de Florida, en Estados Unidos, en Los resultados causaron asombro: tres de cada cuatro hombres respondieron que sí a la propuesta. En cambio, ni una sola mujer aceptó. Las conclusiones de los expertos fueron contundentes: el experimento claramente había demostrado las diferencias en las actitudes femeninas y masculinas hacia el sexo casual y confirmado un antiguo estereotipo sobre los sexos. Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Para el famoso psicólogo y escritor Steven Pinker el estudio mostró las diferencias biológicas entre hombres y mujeres.


255256257258259260261262263