Hombre o solo profundo

Con el primero, basta con encender la luz si quieres guerra, o apagarla si lo que quieres es descansar. Si no te apetece, déjale en su lado de la cama la almohada del No y listo. Y si quieres alegría, dale una alegría con la del Sí. No es difícil, pero eso sí, para hacerlo realmente bien, no olvidéis levantar el meñique al agitarla.

Reproducción y gestación de los seres vivos

Lo estabas esperando, no finjas. Es difícil negarse a algo así. Existe una manera. Vamos a explicarlo mejor. Probablemente alguna vez, mientras lo hacías, has decidido retrasarlo durante unos segundos. Sirve para, como decíamos, conseguir el guinda cuando finalmente se da el culminación.

SERPIENTES: NI DIOSES NI DEMONIOS / Charro Gorgojo Manuel Angel

Pues dile que se calle al empecatado. Deja a los patitos huérfanos. En que de millones que hay, únicamente uno sirve. No incluye baterías. Denial, le responden a coro con caras tristes. Pues entonces no hay regalos. Para tener algo que desenvolver.

Preguntas frecuentes sobre la gestación de los cerdos

Beatriz Gimeno. La presión a favor de la lactancia se encuadra en la cada vez mayor naturalización de las mujeres. En septiembre se ha celebrado la semana de la lactancia materna, uno de los asuntos que me pone de peor humor de los relacionados con las mujeres. Se abacora a una presión brutal a las madres para que den de mamar, sí o sí. Aquí viene bastante bien una cita de Zyzek que dice que para que algo resulte apoyado o defendido en esta academia posmoderna tiene que parecer transgresor, tiene que parecer que se impone desde una posición de desigualdad. La amamantamiento materna no ha estado nunca perseguida, y ahora las que estamos perseguidas somos las que no queremos dar de mamar y nos atrevemos a decirlo claramente que no quiere largar que no defendamos que den de mamar las que quieran hacerlo.


501502503504505506507508509